En este momento estás viendo CBD para la diabetes
CBD para la diabetes

CBD para la diabetes

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:BLOG
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

La diabetes en una enfermedad crónica originada en el páncreas porque éste no sintetiza los niveles de insulina que necesita el cuerpo humano. En concreto, no la utiliza con eficacia o la elabora con una calidad inferior. Esta insulina es la hormona que ayuda a que la glucosa se adentre en las células para suministrarles la energía necesaria y que los músculos funcionen correctamente.

En esta enfermedad, las personas que tienen diabetes tienen los niveles de azúcar en sangre están muy elevados debido a los alimentos que han sido consumidos, lo que se conoce por hiperglucemia. Si bien es cierto que los niveles elevados de glucosa pueden ser perjudiciales para todo nuestro organismo, afecta especialmente al corazón, el riñón y las arterias. Por ello, las personas con diabetes tienen más riesgo de sufrir problemas renales, pérdidas en la visión, infartos o amputaciones en los miembros inferiores.

Tipos de diabetes

En la actualidad podemos encontrarnos con varios tipos de diabetes:

  • Diabetes tipo 1: Con este tipo de diabetes, el cuerpo no produce insulina porque el propio sistema inmunitario ataca y destruye las células del páncreas (células beta) que se encargan de producirlas. Si bien es mucho más común en niños, también puede darse en adolescentes y adultos. Este tipo de diabetes aparece de forma brusca y, en muchos de los casos, sin antecedentes familiares y las personas que lo sufren tienen que convivir con la insulina todos los días.
  • Diabetes tipo 2: en este tipo, el cuerpo no produce o no usa la insulina de manera adecuada. En esta diabetes se da un componente mixto: por un lado la insulina funciona peor en los tejidos y, por otro, la cantidad de insulina en el páncreas es menor. Suele presentarse con mayor frecuencia en las personas de mediana edad y en los ancianos, pero también puede aparecer durante la infancia o la adolescencia.
  • Diabetes gestacional: es el tipo de diabetes que sufren algunas mujeres durante el embarazo. Este tipo se produce porque durante el embarazo, la insulina aumenta para incrementar las reservas de energía de la embarazada. En el caso de que este incremento de energía no se produzca, se origina la diabetes gestacional. Aunque en la mayoría de los casos desaparece cuando nace el bebé, las mujeres que lo han sufrido tienen mayor probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2.

Síntomas de la diabetes

Cuando se produce un aumento de la glucosa en sangre se pueden sufrir los siguientes síntomas:

  • Pérdida de peso a pesar de comer mucho
  • Visión borrosa
  • Hormigueo o entumecimiento de los manos y los pies
  • Sensación de mucha hambre
  • Cansancio
  • Necesidad de orinar continuamente, incluso durante la noche
  • Mucha sed
  • Infecciones fúngicas en la piel

En el caso de que la glucosa se eleve de manera progresiva, pueden pasar muchos años hasta que se empiezan a sentir los síntomas. Por ello, esta enfermedad puede pasar inadvertida en la mayoría de los casos.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo van a depender del tipo de diabetes:

  1. Factores de riesgo de la diabetes tipo 1

Si bien es cierto que se desconoce cuál podría ser la causa exacta de la diabetes tipo 1, hay algunos factores que pueden indicar un mayor riesgo:

  • Antecedentes familiares, cuando algún hermano, padre o madre lo tiene.
  • Factores ambientales como la exposición a alguna enfermedad viral.
  • La ubicación geográfica: países como Suecia o Finlandia que tiene índices más altos de este tipo de diabetes.
  • Presencia de células del sistema inmunitario que causan daños: en el caso de dispone de autoanticuerpos, el riesgo de padecer diabetes del tipo 1 aumenta, aunque no todas las personas que los tienen lo padecen.

 

  1. Factores de riesgo de la diabetes tipo 2

Al igual que ocurre en la diabetes tipo 1, en la diabetes tipo 2 también se desconocen cuáles podrían ser las causas exactas. Sin embargo, hay algunos factores que aumentan el riesgo:

  • Edad: el riesgo aumenta con la edad, pudiendo deberse a que te ejercitas menos, pierdes masa muscular y se aumenta el peso. Aunque en ocasiones, también puede darse en niños, adolescentes o adultos jóvenes.
  • Inactividad: cuando menor actividad se realice, mayor será el riesgo.
  • Peso: cuando se tiene mayor cantidad de tejido graso, las células son más resistentes a la insulina.
  • Síndrome de ovario poliquístico: las mujeres que tienen este síndrome aumentan su riesgo de desarrollar diabetes.
  • Presión arterial alta: si la presión arterial es mayor de 140/90 milímetro de mercurio, hay un mayor riesgo de diabetes tipo 2.
  1. Factores de riesgo de la diabetes gestacional

Los factores de riesgo de la diabetes gestacional son:

  • Peso: el sobrepeso antes del embarazado aumenta el riesgo para este tipo de diabetes.
  • Antecedentes familiares: En el caso de tener prediabetes o de tenerlo algún familiar cercano, el riesgo de sufrir diabetes gestacional es mucho mayor. Además, el riesgo será mayor, en el caso de haber sufrido esta diabetes en el embarazo anterior.

Prevención de la diabetes

Aunque la diabetes tipo 1 no se puede prevenir, si tenemos en cuenta nuestro estilo de vida, su tratamiento será mucho más sencillo. Por otro lado, la diabetes tipo 2 y la gestacional sí que se podría prevenir:

  • Bajar el exceso de peso: en el caso de tener sobrepeso, habría que disminuir el peso un 7% para disminuir con ello el riesgo de sufrir diabetes.
  • Comer alimentos saludables: debemos optar por alimentos ricos en fibra, que tengan bajo contenido graso y con pocas calorías. Hay que aumentar el consumo de frutas, vegetales y cereales.
  • Hacer más actividad física: Intenta realizar como mínimo 30 minutos de ejercicio físico al día.

CBD para la diabetes

Como hemos mencionado en numerosas ocasiones, las propiedades del CBD son numerosas. Algunas de ellas podrían ayudarnos a prevenir la diabetes.

Por un lado, el CBD podría ayudarnos a controlar los factores de riesgo por algunas de sus propiedades. En concreto, el CBD puede ayudarnos a controlar el peso y aumentar la saciedad, dos factores de riesgo muy importantes a tener en cuenta en la diabetes. Como hemos mencionado en varias ocasiones, el cuerpo humano tiene un Sistema Endocannabinoide que responde a diferentes compuestos del cuerpo a través de los receptores de cannabinoides CB1 y CB2. En las personas que tiene obesidad, los receptores CB1 están más generalizados en el tejido graso. El CBD influye entonces en los cannabinoides naturales del cuerpo para bloquear o activar receptores, desempeñando un papel importante en la pérdida de peso.

Por otro lado, algunos estudios han demostrado con pacientes que consumían CBD que sus niveles de resistencia a la insulina eran mucho más bajos que los que no lo consumían. En concreto, los pacientes que consumían CBD tenían una resistencia a la insulina de 1’8 frente al 2’5 de los pacientes que no la consumían. Además, los que la consumían habían presentado niveles inferiores de glucosa en la sangre que los que no lo habían consumido nunca. Sin embargo, todavía no se sabe cual es la relación ni el mecanismo exacto entre la resistencia a la insulina y los endocannabinoides.

Deja una respuesta